Somos un equipo de gente que entiende el fútbol como una oportunidad de desarrollo personal y de formación del carácter, tanto de niños como de jóvenes y adultos.


Una forma de vida, en la que el juego proporciona un ambiente sano de relación y una fuerte motivación para la disciplina y la creación de hábitos positivos.


El Club está formado por un equipo humano, convencido de que el fútbol, puede unir voluntades y fijar metas que potencien la amistad y el compañerismo, prestándose para la impartición de valores cristianos para el desarrollo integral de la persona.


Jugando, logramos objetivos como la inclusión de los que se han sentido rechazados; el aprendizaje del equipo para los que han vivido a su aire y solos; la disciplina para los que han perdido el hábito del esfuerzo; el perseguir y lograr metas concretas para todos los niños y jóvenes que andan sin rumbo.

PDF Memoria 2018

img_6072

img_6083

2016-11-04-photo-00000267-1024x768

2016-11-04-photo-00000268-1024x768